domingo, julio 23, 2017

CUBA Y EL "CASO GUZMÁN".



EL MINISTRO instructor del caso Guzmán, Mario Carroza, sorprendió al señalar esta semana que los exfrentistas Ricardo Palma Salamanca y Silvia Brzovic -ambos fugados de Chile y que fueron descubiertos recientemente en México, con identidades falsas- ya no estarían en territorio mexicano. “Estarían en otro país, probablemente Cuba o en otro sitio”, señaló. El magistrado confirmó que ambos frentistas estuvieron en México con Raúl Escobar Poblete, el “comandante Emilio”, sindicado como uno de los autores materiales del crimen de Jaime Guzmán, y quien fue detenido en dicho país por formar parte de una banda dedicada al secuestro, la que también habría sido integrada por Palma y Brzovic.
Resulta de especial relevancia que el magistrado haya mencionado a Cuba como posible lugar de refugio de los frentistas que atentaron en contra de Jaime Guzmán. Ello porque desde hace mucho tiempo que existen sospechas de este posible encubrimiento por parte de La Habana, cuestión que ha sido negada por el gobierno castrista. Si la justicia tiene antecedentes fundados de que estos prófugos huyeron a Cuba, el gobierno chileno debería reactivar las gestiones diplomáticas prontamente a fin de que las autoridades cubanas respondan por estos cargos, por la gravedad que supone que otro Estado esté deliberadamente obstruyendo el accionar de los tribunales chilenos.
El ex frentista y su pareja habrían permanecido 13 días en la Isla y que luego de ello habrían escapado a Francia junto a sus dos hijos.
La Corte Suprema ya autorizó el pedido de extradición de Raúl Escobar para que comparezca ante los tribunales, y ahora que al parecer han surgido pistas concretas sobre el paradero de Palma Salamanca -quien ya está condenado en este crimen en calidad de autor material- es relevante que esos indicios no sean abandonados y se logre su pronta captura. La acción tanto de los tribunales como las gestiones del gobierno son indispensables para lograr que en un caso que lleva 26 años en la impunidad finalmente se haga justicia.

Editorial La Tercera.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal