domingo, julio 23, 2017

CUBA Y EL "CASO GUZMÁN".



EL MINISTRO instructor del caso Guzmán, Mario Carroza, sorprendió al señalar esta semana que los exfrentistas Ricardo Palma Salamanca y Silvia Brzovic -ambos fugados de Chile y que fueron descubiertos recientemente en México, con identidades falsas- ya no estarían en territorio mexicano. “Estarían en otro país, probablemente Cuba o en otro sitio”, señaló. El magistrado confirmó que ambos frentistas estuvieron en México con Raúl Escobar Poblete, el “comandante Emilio”, sindicado como uno de los autores materiales del crimen de Jaime Guzmán, y quien fue detenido en dicho país por formar parte de una banda dedicada al secuestro, la que también habría sido integrada por Palma y Brzovic.
Resulta de especial relevancia que el magistrado haya mencionado a Cuba como posible lugar de refugio de los frentistas que atentaron en contra de Jaime Guzmán. Ello porque desde hace mucho tiempo que existen sospechas de este posible encubrimiento por parte de La Habana, cuestión que ha sido negada por el gobierno castrista. Si la justicia tiene antecedentes fundados de que estos prófugos huyeron a Cuba, el gobierno chileno debería reactivar las gestiones diplomáticas prontamente a fin de que las autoridades cubanas respondan por estos cargos, por la gravedad que supone que otro Estado esté deliberadamente obstruyendo el accionar de los tribunales chilenos.
El ex frentista y su pareja habrían permanecido 13 días en la Isla y que luego de ello habrían escapado a Francia junto a sus dos hijos.
La Corte Suprema ya autorizó el pedido de extradición de Raúl Escobar para que comparezca ante los tribunales, y ahora que al parecer han surgido pistas concretas sobre el paradero de Palma Salamanca -quien ya está condenado en este crimen en calidad de autor material- es relevante que esos indicios no sean abandonados y se logre su pronta captura. La acción tanto de los tribunales como las gestiones del gobierno son indispensables para lograr que en un caso que lleva 26 años en la impunidad finalmente se haga justicia.

Editorial La Tercera.

jueves, julio 20, 2017

CARTA DE UN GENERAL (r) AL VICEPRESIDENTE DEL PDC.


Carta de un general de Ejército al vicepresidente del PDC:
“Nosotros no matamos 1313 niños que estaban en un organismo que controla el Estado, no violamos los derechos humanos infantiles en democracia”

Santiago, 11 de Julio de 2017
Diputado
Matías Walker Prieto
Vicepresidente del Partido Democratacristiano
Presente.

Carta enviada ayer al correo del diputado Walker en el Congreso

He leído su declaración en la que su partido, expresa preocupación por los dichos del Comandante en Jefe del Ejército, General de Ejército HUMBERTO OVIEDO ARRIAGADA, expresados en su discurso pronunciado con motivo del Juramento a la Bandera.
Usted manifiesta “…no cabe en esta materia (Derechos Humanos) explicarlos, mucho menos justificarlos y tampoco explicar el contexto histórico y político” en que las FF.AA. los violaron durante el Gobierno Militar.
Pinche la imagen para tener una lectura más clara.

No quiero aburrirlo diputado, pero le recuerdo que la Democracia Cristiana no solo apoyó el Pronunciamiento, sino que incluso lo propició. Lo dijo el propio Allende; para qué repetir la carta de Eduardo Frei Montalva a Mariano Rumor, o las entrevistas de Aylwin, todas las cuales las puede encontrar en internet.
La Democracia Cristiana estuvo justamente en el gobierno militar en los meses más duros de la lucha contra la subversión, en que se produjeron el 60% de los muertos del período 1973-1990, y Frei y Aylwin apoyaban al régimen autoritario y enviaron delegaciones al exterior a defenderlo.

Jamás he escuchado o leído que Frei, Aylwin, Krauss, Raúl Sáez, José Luis Zavala, Edgardo Boeninger, Juan de Dios Carmona, Juan Villarzú u otros DC que integraron el gobierno, dijeran en esa época: “Para los democratacristianos los derechos humanos tenían un valor universal”.

¿Algún democratacristiano ha pisado alguna vez la oficina de un juez para declarar en un proceso en que se le acuse y prácticamente se le obligue a reconocer, como se hace con oficiales, suboficiales en inclusos soldados conscriptos, que por haber participado en el pronunciamiento militar, con menos responsabilidades que ustedes en el gobierno, “TENÍAN QUE SABER” que se estaban violando los derechos humanos?
PATRICIO AYLWIN,

El Sr. Aylwin, que lloró ante el país pidiendo perdón, ¿Fue citado ante un ministro por haber expresado: “Si me dieran a elegir entre una dictadura marxista y una dictadura militar, yo elegiría a la segunda”, o cuando dijo: “La acción de las FFAA simplemente se anticipó a ese riesgo por salvar al país de caer en una guerra civil o tiranía comunista?”

Que después haya dicho que se equivocó, es otro cuento.

Lloró, se arrepintió, pero no lo negó.

¡Por estos llamados de los “señores políticos” los militares “están pagando las habas que se comió el burro”, y ellos canallescamente han guardado silencio e hipócritamente miran como se llenan las cárceles de uniformados, y toda iniciativa por buscar una solución siempre ha fracasado por la negativa entre otros, de la DC!

¡Qué “preocupación” viene a expresar la DC, cómplice activo del Pronunciamiento Militar, por las palabras del General Oviedo!

Pero en fin, le concedo Sr. Walker el hecho que pudimos haber cometido graves errores, pero nuestros hombres se enfrentaron a hombres, hubo muertos por ambos lados, y en la mayoría de las veces contra extremistas armados.

Pero, no matamos 1313 niños, que estaban en un organismo que controla el Estado, no violamos los derechos humanos infantiles en democracia, y en una institución que es “parcela” de la Democracia cristiana según el Diputado René Saffirio. Entidad que según el mismo parlamentario está relacionada con la Fundación Rodelillo cuyo Secretario Ejecutivo es su hermano, Don Tomás Walker Prieto.

¡Qué quiere que le diga¡

No venga a criticar las palabras del Comandante en Jefe del Ejército para quitarle gravedad a 1313 niños muertos, torturados, violados, humillados, vejados, en un organismo del Estado, parcela de la Democracia Cristiana.
“Para los democratacristianos, los derechos humanos tienen un valor universal” ¿Habrán escuchado en SENAME, operado por agentes del Estado? ¿Afectará internacionalmente a Chile la violación de derechos humanos en democracia en momentos que esperamos grandes resoluciones en cortes internacionales?

Después de leer la historia reciente del PDC, de ver y escuchar al Diputado Saffirio respecto al SENAME y sus tentáculos políticos, y leer asombrado su declaración como vicepresidente de la DC, pareciera diputado “que está durmiendo al revés en el catre”.

Lo saludo atentamente
General (R) Hernán Núñez Manríquez.

martes, julio 18, 2017

PROGRAMA TOLERANCIA 0 E IGNORANCIA MIL (VIDEO).


José Antonio Kast soportó estoico el acoso del piñerismo y la izquierda en Tolerancia Cero, pero como el ataque era ininterrumpido, no pudo menos que dejar pasar algunos disparates insignes de un par de sus interlocutores, como el terminante aserto sobre “tres mil desaparecidos” bajo el Gobierno Militar que lanzó Daniel Matamala, acreditando que jamás supo que el Informe Rettig los cuantificó en 979 y la posterior Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación añadió otros 123, lo que dio un total de 1.102.

Incluso éstos dejaron de ser tales cuando, con el transcurso de los años, se estableció el número preciso de los muertos y luego inhumados en el Cementerio General, de los restos que permanecieron por años en el Instituto Médico legal, de los otros que fueron ilegalmente enterrados y cuyas osamentas fueron posteriormente lanzadas al mar; de los nombres que no tenían existencia legal o de los que comprobadamente viajaron al extranjero e, incluso, hasta de los seis “reaparecidos” en los últimos años.

No ha habido en el país el ánimo de hacer un estudio pormenorizado, porque el mismo acreditaría que ya no hay personas cuyo paradero se ignora y es políticamente intolerable para la izquierda que deje de haber desaparecidos.

No está demás puntualizar que sí son tres mil o más los que cada año desaparecen en Chile, contabilizando como tales a los que han sido objeto de una denuncia de presunta desgracia y al final del ejercicio no han sido encontrados.

          También José Antonio Kast debió dejar pasar la afirmaciones erradas de Fernando Paulsen, imputando al general Pinochet muertes en las que nada tuvo que ver, como tampoco lo tuvo su delegado, el general Arellano, entre las cuales mencionó la del periodista Carlos Berger en Calama. Y añadió que en ese caso el general Jefe de Zona se habría opuesto a la orden de ejecución y la habría representado. Nada de eso es verdad.

          Justamente el general Arellano, horrorizado al enterarse de los fusilamientos ilegales, llevó ante el Jefe de Zona al responsable de los mismos para que procediera a enjuiciarlo de acuerdo a sus omnímodas facultades y aquél se negó a recibirlo.

Los propios jueces que, un cuarto de siglo después y pasando por sobre la amnistía y la prescripción inculparon a los generales Arellano y Pinochet contra toda verdad y todo derecho, siempre dejaron libre al real responsable de los fusilamientos, porque éste les decía lo que querían oír: “fueron órdenes de Arellano y Pinochet”. Al final parece que a los jueces les dio vergüenza y también, finalmente, mandaron a Punta Peuco al único culpable, pero ya nonagenario y enfermo.

Si Fernando Paulsen leyera el número 5 del capítulo II de mi libro “La Verdad del Juicio a Pinochet” se pondría a salvo de volver a emitir opiniones tan ajenas a la verdad como las de anoche. Él y cualquier lector pueden instruirse bajando un ejemplar del e-book respectivo, que se ofrece en este blog por un módico precio.

En todo caso, hay que reconocer la hidalguía de “Tolerancia Cero” al convidar a su programa a José Antonio Kast, rompiendo así el cerco de silencio que se ha levantado en torno al único candidato de derecha y defensor del gobierno que salvó a Chile y de los militares víctimas de la prevaricación; un hombre preparado, íntegro y, por lo mismo, no procesado por emisión o utilización de facturas falsas, con su patrimonio radicado en Chile y no en paraísos fiscales. Por añadidura, la encuesta Cadem muestra que en la última semana se doblaron de dos a cuatro por ciento las preferencias en favor de José Antonio Kast. Éste, hay que decirlo, anoche no dejó muy bien parada a esa firma, al revelar que antes de la primaria ella había pronosticado para Felipe Kast menos de la mitad de la votación de Beatriz Sánchez y después de la primaria resultó que ambos habían prácticamente empatado.

La campaña presidencial de verdad está comenzando. José Antonio Kast inscribirá su candidatura en agosto, para cuyo efecto ya tiene las firmas requeridas, como también lo harán los otros candidatos que las hayan reunido y los que puedan ser presentados por partidos políticos, a condición de que ni unos ni otros estén formalizados por delitos castigados con pena aflictiva.

Hermógenes Pérez de Arce.

miércoles, julio 12, 2017

IDEOLOGÍA DE GÉNERO.



"Los niños tienen pene y... las niñas, vulva. Que no te engañen". Con esta leyenda comenzó a circular hace unos días en Madrid un bus naranja de la ONG Hazte Oír, y se desataron las iras del progresismo liberal de ese país, tanto de derechas como de izquierdas.

La campaña era, de algún modo, respuesta a otra de la asociación Chrysallis del País Vasco que en enero puso carteles en buses y en el metro con dibujos de niños desnudos y el mensaje "Hay niñas con pene y niños con vulva. Así de sencillo". En esa ocasión, no hubo mayor escándalo. En cambio, el bus de Hazte Oír ha sido objeto de insultos y descalificaciones: se habla de grupos ultraconservadores, de "lgtbfobia" (sic), de "discurso de odio". Un juez fulminó una prohibición de circular del bus por considerar que el texto denigraba a las personas de identidad transexual. Hazte Oír respondió poniendo la leyenda entre signos interrogativos y anunciando que el bus llegaría a otras ciudades españolas.

Puede costar entender que una afirmación que se encuentra en cualquier libro de anatomía y que constata lo manifiesto: que cada sexo tiene sus propios genitales, sea motivo de tanto alboroto. La reacción mediática se entiende cuando se percibe la intensa y extendida penetración social de los postulados de la llamada ideología de género, verdadera "colonización ideológica" según ha denunciado varias veces el Papa Francisco. En la exhortación Amoris laetitia ha dicho que la teoría del "gender", al aspirar a una sociedad sin diferencias de sexo, "vacía el fundamento antropológico de la familia", y "lleva a proyectos educativos y directrices legislativas que promueven una identidad personal y una intimidad afectiva radicalmente desvinculadas de la diversidad biológica entre hombre y mujer" (Nº 56).

La ideología de género ha encontrado en las personas que presentan una disociación entre su sexo y la autopercepción psicológica de su identidad sexual un instrumento útil para, en un primer lugar, sostener que el sexo no es corporal, sino psíquico, y luego para sustituir la noción de sexo por el concepto plástico y mutable de "género". Se niega, entonces, que sea un concepto "binario" (masculino-femenino) y se auspicia una amplia gama de géneros a las que se añade un caleidoscopio de "orientaciones sexuales". Una persona biológicamente varón -se afirma- puede ser mujer, si así se percibe, pero al mismo tiempo puede tener orientación lésbica, y sentirse atraída por mujeres, que a su vez pueden ser también trans .

Las personas transexuales resultan así manipuladas, dramáticamente, también por aquellos que, sin entender el trasfondo de esta concepción ideológica, piensan que si se les permitiera "cambiar" su sexo legal, como se propone en el proyecto de ley de identidad de género, se lograría una mejor integración social. El sexo, en realidad, nunca cambia, ni siquiera mediando operaciones quirúrgicas y tratamientos hormonales. El transexual masculino operado permanece varón por mucho que se haya sometido a una ablación de pene y a una construcción artificial de una vagina. Se nos dice que una cosa es el género y otra el sexo biológico. Pues bien, si es así, ¿por qué una autopercepción de género debería conducir a una variación del sexo biológico? ¿Por qué tendría que modificarse la constancia del sexo del individuo en el Registro Civil y aplicar el sistema binario masculino-femenino siendo este una mera construcción cultural, propia de una sociedad heteronomizada?

Por cierto, nada autoriza que una persona transexual sea agredida, minusvalorada o discriminada por esa condición. El Movilh tiene razón al protestar porque el sábado pasado una trabajadora de un supermercado se habría negado a vender maquillaje a una transexual, espetándole "no atiendo a personas como tú".

Pero el respeto que se debe a la dignidad de toda persona, cualquiera sea la autopercepción de su identidad o su orientación sexual, no exige la aceptación acrítica de una cosmovisión ideológica que, contra toda evidencia, pretende subvertir la diferencia y complementariedad entre varones y mujeres.

Hernán Corral.

lunes, julio 10, 2017

PUNTA PEUCO Y LA INEFABLE BACHELET.


Inefable viene de “indecible, algo que no puede explicarse, indescriptible”. Alguien “inefable” es “una persona cuyas características, comportamiento, naturaleza, conformación, descripción” no es posible hacer con palabras. Bachelet es inefable. Su persona, su vida, su comportamiento, sus circunstancias, están mas allá de lo que pueda explicarse.
Su vida ha transcurrido en un increíble nivel de opacidad. Se declaró encarcelada y torturada en Villa Grimaldi, de ahí salió en forma rápida, expedita y sin daños. En momentos en que la lucha entre los grupos armados de la Unidad Popular arreciaba, ella salió rauda del centro mas oscuro y siniestro de la dictadura, hacia Australia, donde al llegar declaró no haber sido torturada. Luego declaró que si había pasado por tan horrible experiencia. Su tránsito de huida culminó en Alemania Oriental, la mas fría, despiadada y robótica dictadura comunista, lugar en que transcurrieron –según su declaración- los años mas felices de su vida.
Dijo que era médico pediatra y nunca produjo evidencia cierta de tal condición y el escaso ejercicio ilegal de su eventual profesión se llevó a cabo bajo la oscuridad protectora de sus “compañeros” del servicio de salud del gobierno. Fue “ayudista” de un grupo extremista armado, pero no declara su participación en enfrentamientos, “expropiaciones” ni “ajusticiamientos”.
Su padre, oficial contador de la Fuerza Aérea, de deteriorada salud, falleció de un ataque al corazón después de un partido de basquetbol, se transformó en muerte bajo tortura llevada a cabo por oficiales de la Fuerza Aérea, organización con la cual ella ha mantenido estrecha relación afectiva durante toda su vida, tanto así que su hijo es Oficial de Reserva de ella.
Su condición de perseguida política, torturada por los militares e hija de militar asesinado por la dictadura le ha permitido pasearse por el mundo promoviendo sus causa revolucionaria y manteniendo una firme postura de “ni perdón ni olvido” contra los militares, mientras ante ellos se declara “miembro de la familia militar”, es decir integrante de su grupo social y sociológico con características opuestas a su declarada ideología marxista revolucionaria y castrista.
Tras un breve cursito en la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos, escuela creada y mantenida por la dictadura para la formación de sus cuadros directivos superiores, y después de fracasar como Ministro de Salud, arribó al Ministerio de Defensa, donde el Comandante en Jefe del Ejército Emilio Cheyre, -actualmente procesado por su gobierno como criminal contra los derechos humanos-, la invitó a pasearse entre los charcos y anegamientos de una emergencia climática en un vehículo anfibio, lanzándola al estrellato mediático.
En todo este breve relato de enredos, mentiras, medias verdades, exageraciones y silencios, nadie podría dudar que intentar definirla o describirla es imposible.
Esta misma persona cuya historia es un continuo decir, desdecir y contradecir; mentir, aclarar y confundir; mistificar, simular y enredar, fue la creadora de un Museo de la Memoria, si, un museo para recordar y tratar de justificar su historia política y extremista. Como no podía ser de otra manera, el museo es selectivo, acotado, dirigido y acomodado a las necesidades del grupo extremista de su simpatía: se puede recordar la historia de Chile solo desde 1973 hasta 1990.
Si, mas allá de toda duda, Bachelet es inefable.
Pero su pasión por los derechos humanos tiene un límite. Cuando se detectó que en el Servicio Nacional de Menores organismo estatal a cargo de los menores desvalidos, durante sus dos gobiernos y otros mas durante los 11 últimos años, se habían violado brutalmente los derechos humanos de miles de niños; se habían asesinado o dejado morir por descuido y abandono –desnutrición y piojos- a mas 1336 niños y niñas y incluyendo violaciones, apremios ilegítimos, prostitución forzada, golpizas y brutalización y se iniciaron las investigaciones del caso, agitó a todo su staff ministerial para evitarlas y cuando ellas concluyeron en la identificación de la culpable de los últimos y mas graves hechos, detuvo e impidió el reconocimiento político, por parte del Congreso, de la responsabilidad de sus dos gobiernos, centrada en su protegida, Javiera Blanco.
La mayor y mas grave violación a los derechos humanos de niños y niñas desvalidos de que haya memoria en Chile, para Bachelet no alcanza a igualar la violencia de un número similar de muertes de integrantes de bandas armadas que intentaron enfrentar a las FFAA de Chile.
Por cierto, es inefable.
Durante su primera administración el gobierno de Bachelet contó con exitoso apoyo y simpatía comunicacional y con el control positivo de los partidos políticos de la Concertación. Contó con abundantes recursos financieros producto del super ciclo positivo del precio del cobre con lo que su gestión económica, pasiva y repartidora de bonos y subsidios, le permitió salir con una buena aprobación popular, sobreviviendo a desastres de gestión e irresponsabilidad personal como el caótico manejo del maremoto de febrero del año 2010 y su también turbia investigación.
En su convicción de que había hecho un buen gobierno presentó su candidatura para el año 2015 ,la que ganó holgadamente.
Desde el comienzo su gestión fue inaudita. Dejó de lado a los partidos políticos de su Nueva Mayoría, armó un equipo político al mando de un oscuro hombre de su confianza personal –Rodrigo Peñailillo- y un inepto economista a cargo de Hacienda a los que tuvo que sacar rápidamente.
Todo marchó mal, al cabo de un año ya estaba a la vista el fracaso. Su proximidad al chavismo fue un arcaísmo patético; arruinó la educación con propuestas demagógicas y mal implementadas; creó una ley de impositiva que aun nadie entiende pero que paralizó la economía e incrementó la cesantía; difundió entre la ciudadanía la idea de que toda participación privada en la generación de bienes o servicios con connotación social era éticamente reprobable, negativa e injustificada. Lanzó ideas de reformas previsionales demagógicas y lo mas reprobable de todo, implantó una política en que todo vale para seguir en el poder, cuyo peor, mas inmoral y mas cruel ejemplo es el desconocimiento del genocidio del Sename, para evitar que sus consecuencias pudieran derivar en una acusación constitucional a su persona o estropear su postulación a un cargo en Naciones Unidas.
Su nefasto gobierno ha llegado a su fin, ¿qué deja detrás suyo?, daño económico, agudización de los conflictos y antagonismos sociales, debilidad política, deterioro institucional, la muestra final es la entrevista efectuada por la franquicia de una cadena televisiva norteamericana en Chile -CNN- en que una periodista de segunda línea le impone la agenda del canal y fabrica una noticia que luego amplifican con comentarios y “debates”: el cierre del Penal de Punta Peuco en que están los prisioneros militares, “caballo de batalla” de ese medio. Este último hecho es el último clavo en su ataúd político. La pérdida de la autoridad y del respeto a su cargo.
No fue capaz de resolver el último problema grave de la transición –la persecución arbitraria e ilegal a los militares- , cedió a las imposiciones económicas e ideológicas del Partido Comunista y se hizo cómplice histórica de la página mas negra de las relaciones entre los políticos y las FFAA. Una página que no tendrá “perdón ni olvido”.
Su primera administración no dejó nada y la segunda menos.
Pero eso ya es pasado. Bachelet y su lote se acabó. Falta ver que pasará con Piñera, el segundo presidente que será reelegido. Su primera administración dejó buenas marcas económicas, pero eso no hace a un estadista. Lo que mas lo aproxima a ello fue su manejo brillante del maremoto y sus desastrosos efectos. Pero no basta, lo que hace grande a un presidente es la marca que deja en la política, en el devenir de la república. Aylwin inició la transición favoreciendo a sus parciales, indultando a los extremistas, estableciendo una institucionalidad democrática sólida y conservando las políticas económicas del Gobierno Militar. Pero no pudo con el odio del PS ni con el del PC. Fue el precio de su apoyo.
¿Será Piñera un estadista capaz de cerrar la transición y poner de nuevo a Chile en marcha como una patria de hermanos?, ¿será capaz de sobreponerse a la máquina económico-judicial del PC que enriquece a sus abogados, jueces y partidarios con cargo al estado? ¿o se sumergirá en la larga lista de gobernantes del montón?.
Lo veremos.
Fernando Thauby,
CARTAS AL DIRECTOR: BLOGS EL MERCURIO.
Señor Director:

Punta Peuco es una infraestructura que fue construida para ser un penal, cuenta con todas las características de una cárcel, y Gendarmería la administra como tal. Los internos ya fueron discriminados, al haber sido procesados mediante el sistema procesal antiguo, con todas las desventajas que involucra para el acusado. Con seguridad, muchas de las pruebas que se han acogido como válidas no lo serían en el nuevo sistema procesal. Son los únicos procesados que han sido condenados cuarenta años después de los hechos por los cuales fueron juzgados. Son los únicos, dentro de los cuales varios han sido condenados recurriendo a ficciones jurídicas, a la aplicación de normas con efecto retroactivo, o solo por presunciones. Es el único penal cuyos internos tienen un promedio de edad superior a los setenta años, algunos de los cuales murieron cumpliendo sus condenas.

Una parte no menor de los condenados, en la época de los hechos, eran subalternos que cumplían órdenes. Los verdaderos responsables en la mayoría de los casos ya fallecieron. De allí que existan internos con altas sentencias, pese a la calidad pretérita de subordinados. Por ello, una medida pareja como cerrar el penal, sería muy injusta.

Las autoridades políticas del país resolvieron y mantuvieron durante los últimos cuatro gobiernos la decisión de ocupar Punta Peuco para el cumplimiento de condenas por parte del personal militar sentenciado por causas de derechos humanos. La segregación carcelaria es una norma que existe en muchos países. Los recintos penales para militares y ex militares es una de ellas. De allí que sería inexplicable que hoy, las mismas autoridades de ayer, sin que medie hecho alguno que lo amerite, salvo la presión permanente y articulada de una minoría ideologizada, cambien las decisiones de antaño. También sería difícil de entender el que se tome una resolución de este tipo con el personal militar, en contraste con la forma magnánima mediante la cual el Estado liberó y perdonó a delincuentes políticos, algunos de los cuales incluso en democracia cometieron crímenes de sangre.

Espero, en aras de la justicia y de la ecuanimidad, así como por el bien de Chile y su reconciliación, que las altas autoridades de la República sepan tomar resoluciones en las que prime el criterio de estadista por sobre el de partidario.

Óscar Izurieta Ferrer .

Otra de la MultiGremial FF.AA.:
Cuando Instituciones fundamentales del país muestran impúdicamente a los ciudadanos sus agrietados cimientos, tratando de ocultar un genocidio infantil,un canal de televisión encuentra que el cierre de Punta Peuco es, en estos tiempos, un tema de alta relevancia para el futuro de la Nación, por lo que merece ser consultado a la Presidente de la República y esta autoridad, en forma bastante ambigua, responde como queriendo dejar en el aire, tamaña preocupación nacional.

Para el personal en retiro de las FF.AA., de Orden y Seguridad Pública, esto no es nuevo pues, desgraciadamente, las noticias de errores, colusiones, leyes mal elaboradas, negociados de autoridades y dirigentes, negligencias inexcusables, abusos, delitos de prevaricación y otros, son pan de cada día y, al igual que don Evo Morales es habitual se busque también en Chile distraer la atención a como dé lugar, y Punta Peuco es perfecto para lograr dichos objetivos.

La Multigremial no va entrar en el juego y menos, cuando el actual gobierno ya es cosa del pasado aún cuando se reconoce que éste todavía tiene capacidad para maltratar a quienes no se pueden defender, situación que no preocupa en demasía, pues militares y policías fueron educados y entrenados para soportar daños.

Un Presidente trabaja el día a día y un Estadista forja la historia. El eliminar las arbitrariedas e ilegalidades que se cometen a diario contra el personal en retiro y dar corte definitivo a un problema que en su esencia es político y no judicial, es tarea de aquellos que ofrecen sus servicios para conducir en breve tiempo, los destinos del país.

¿Entre tantos servidores públicos que luchan por ejercer la presidencia, habrá algún Estadista que quiera forjar la historia?


Alejo RIQUELME Solís
Presidente
Multigremial Nacional del Personal en Retiro de las FF.AA., Carabineros, PDI y
Montepiadas.

jueves, julio 06, 2017

#Sename: BLINDAJE DESCARADO.



No hay lugar a dudas de que los niños deben ser la prioridad en nuestra sociedad, especialmente aquellos vulnerados. Es en su preocupación en que se manifiesta el sentido más profundo de nuestra comunidad orientada hacia los más débiles y desvalidos, pero que a la vez, no podemos olvidar que representan el futuro de nuestro país. Por eso es que el reciente rechazo al informe de la comisión investigadora del Servicio Nacional de Menores (SENAME) por parte de la Nueva Mayoría, resulta completamente vergonzoso y lamentable.
Es vergonzoso porque el informe de 568 páginas, se vota en contra -según lo expresa el propio Presidente de la Comisión  y miembro de la Nueva Mayoría- por razones políticas, dejando absolutamente de lado el resultado de más de un año de intenso trabajo de los miembros de la comisión, con más de un centenar de personas invitadas, múltiples visitas en terrenos a nivel nacional, 30 sesiones y 64 propuestas concretas de acción para mejorar la dramática situación de los niños vulnerados que se encuentran al alero del Estado. Y esas razones políticas se evidencian porque los mismos diputados que hace unas semanas en la misma comisión habían votado a favor, en la sala, debido a presiones externas, le dan la espalda a los niños rechazando injustificadamente el informe.
El informe denunciaba las graves y sistemáticas violaciones a los derechos humanos de los niños vulnerados por parte del Estado, haciendo ver que pese a todo lo ocurrido en el pasado, el SENAME estaba peor que antes: continuaban las muertes, las discriminaciones, los abusos sexuales, el cuoteo político, el maltrato, la sobremedicación, la ausencia de dispositivos psiquiátricos, la prostitución infantil, entre otros males. El mejor ejemplo de ellos había sido Lissette, la menor de 11 años que sus 6 últimos años estuvo intermitentemente en residencias del SENAME y que murió finalmente, no producto de la pena como alguna vez se mencionó, sino por la negligencia extrema del Estado, al punto que hoy la fiscalía ha formalizado por delito de torturas a sus responsables.  A ello se suma, la ineficacia legislativa en que se ha dejado completamente abandonados  proyectos como la supresión del SENAME y la creación de servicios especializados de protección y de reinserción social o, el mismo proyecto que reformaba integralmente el sistema de adopción en Chile, ambos, directamente vinculados con los problemas actuales. De 11 proyectos de ley que el gobierno tenía en mente para mejorar la situación de los niños vulnerados, a menos de 9 meses de terminar el gobierno, sólo 1 es ley.
El gran “pecado” del informe fue evidenciar responsabilidades por todo lo ocurrido. Y era lógico, si éste tenía por finalidad –entre otros- evaluar las acciones de las autoridades con posterioridad a la primera comisión investigadora del 2014, es decir, precisamente la gestión de este Gobierno, no cabía no decir nada al respecto si -como vimos- seguían los graves problemas. Y ¿qué responsabilidades se adjudican? Negligencia, incompetencia y falta a la probidad a personas como la ex Ministra Javiera Blanco, la ex Directora Nacional del Sename, Marcela Labraña y el ex Ministro de Justicia, José Antonio Gómez.
Lamentablemente, debido a esas expresiones, aprobadas previamente por los mismos integrantes de la comisión, de forma inexplicable hizo que el gobierno y la Nueva Mayoría se unieran como bloque para rechazar y objetar el informe que daba cuenta de la dramática realidad en que viven hoy los niños vulnerados, lo más complejo, haciendo ver como que nada pasara, obedeciendo a una ceguera y a un blindaje insólito que privilegia a las ex autoridades del actual gobierno, pasando por sobre los niños y negando la responsabilidad del Estado.
Los mismos que anunciaron con bombos y platillos su prioridad por la niñez, ayer, terminaron borrando con el codo lo que escribieron con la mano, traicionando sus postulados para evitar rencillas políticas internas y protegiendo lo indefendible. Verdaderamente una vergüenza.
Pablo Urquízar.
Post Data: Aquí va el listado de los que votaron en contra y listado de abstención:

En contra

Sergio Aguiló Melo IC
Fidel Espinoza Sandoval PS
Manuel Monsalve Benavides PS
Jorge Sabag Villalobos PPD
Miguel Ángel  Alvarado Ramírez PPD
Daniel Farcas Guendelman PPD
Juan Enrique Morano Cornejo DC
René Saffirio Espinoza Ind.
Jenny Alvarez Vera PS
Iván Flores García DC
Sergio Ojeda Uribe DC
Raúl Saldívar Auger PS
Osvaldo Andrade Lara PS
Iván Fuentes Castillo DC
José Miguel Ortiz Novoa DC
Marcelo Schilling Rodríguez PS
Claudio Arriagada Macaya DC
Cristina Girardi Lavín PPD
Clemira Pacheco Rivas PS
Alejandra Sepúlveda Orbenes Ind.
Gabriel Boric Font MA
Marcela Hernando Pérez PR
José Pérez Arriagada PR
Gabriel Silber Romo DC
Cristián Campos Jara PPD
Enrique Jaramillo Becker PPD
Jaime Pilowsky Greene DC
Guillermo Teillier Del Valle PC
Karol Cariola Oliva PC
Carlos Abel Jarpa Wevar PPD
Roberto Poblete Zapata PS
Víctor Torres Jeldes DC
Lautaro Carmona Soto PC
Tucapel Jiménez Fuentes PS
Yasna Provoste Campillay DC
Patricio Vallespín López DC
Loreto Carvajal Ambiado PPD
Roberto León Ramírez DC
Ricardo Rincón González DC
Mario Venegas Cárdenas DC
Sergio Espejo Yaksic DC
Felipe Letelier Norambuena PPD
Alberto Robles Pantoja PR
Matías Walker Prieto DC
Marcos Espinosa Monardes PPD
Fernando Meza Moncada PPD
Karla Rubilar Barahona Ind.

Abstención


Pepe Auth Stewart Ind.
Hugo Gutiérrez Gálvez PC
Daniel Núñez Arancibia PC
Leonardo Soto Ferrada PS
Guillermo Ceroni Fuentes PPD
Giorgio Jackson Drago RD
Marco Antonio Núñez Lozano PPD
Jorge Tarud Daccarett PPD
Daniella Cicardini Milla PS
Daniel Melo Contreras PS
Luis Rocafull López PS
Camila Vallejo Dowling PC
Rodrigo González Torres PPD

martes, julio 04, 2017

LA TIRANÍA #LGTB



Ignacio Arsuaga, presidente de Hazte Oír, fue entrevistado hace un par de semanas en Antena 3. El tema fue, naturalmente, el autobús naranja que ha recorrido España y otros países, recibiendo todo tipo de ataques violentos, para denunciar la imposición de la ideología de género en las escuelas y defender la libertad de los padres de educar a sus hijos según sus convicciones.
Como era previsible, la periodista Susanna Griso sometió al activista a un interrogatorio con la finalidad de que su entrevistado tuviera que defenderse de la acusación de estar favoreciendo, indirectamente, el acoso escolar a niños con problemas de identidad sexual. Aunque dio la sensación de que, más que incriminar a Arsuaga, la periodista quería dejar clara su propia postura políticamente correcta.
La defensa de Arsuaga fue, en mi opinión, muy razonable, pero el problema es que, debido al formato breve de la entrevista, no pudo apenas ser otra cosa que eso, una defensa. El presidente de HO incidió sobre todo en la libertad de educación de los padres, lo cual por supuesto es absolutamente necesario. Pero no es suficiente, porque lo malo de la ideología de género no es sólo que atente contra libertades formales, sino que se basa en premisas acientíficas y nocivas sobre la naturaleza humana, que empiezan por perjudicar a aquellos que dice defender.
Para empezar, hay que desmontar con toda claridad la falacia de que existe una relación causal entre disentir de la ideología de género y el acoso escolar o cualquier violación del artículo 14 de la Constitución. Y que de este modo, asocia términos como “homofobia”, “transfobia” o “machismo” con cualquier discrepancia teórica de la ideología de género, que es algo tan burdo como llamar fascista a quien no esté de acuerdo con las ideas socialistas.
Dicha falacia pretende que sólo se puede proteger a los transexuales y LGTB en general “normalizándolos”. Esto es como si dijéramos que sólo se puede proteger a los gordos (que suelen ser blanco fácil de burlas más o menos pesadas) normalizando la obesidad. Es decir, presentándola como una “opción”, y tratando de erradicar los “prejuicios” contra el exceso de peso. Imaginen que llevados de este impulso supuestamente justiciero, animáramos a ganar kilos a todo aquel que quisiera, incluso aunque gozara de una constitución adecuada, y en cambio prohibiéramos las dietas de adelgazamiento.
Si alguien objetara contra la comparación que la obesidad es una enfermedad o trastorno, mientras que la transfobia o la homosexualidad no lo son, podríamos acusarle por la misma regla de tres de gordófobo, y de paso exigir que los manuales de medicina eliminaran la obsesidad de sus listas de enfermedades. Pues bien, este es exactamente el disparate que se comete con la transexualidad.
El acoso y otras formas de injusticia contra cualquier ser humano son inadmisibles sin excepción, sean cuales sean las peculiaridades físicas o psíquicas de sus víctimas. No se requiere en absoluto “normalizar” lo que no es normal (es decir, que se sale de la norma estadística, o de lo preferible por razones de salud o de otro tipo). Más aún, los esfuerzos de normalización son contraproducentes, pues incentivan conductas poco saludables o recomendables, además de instaurar una suerte de hipocresía o “doblepensamiento” obligatoria.
Para que un niño con disforia de género no sea objeto de burlas lo peor que podemos hacer es escamotear la realidad, proclamando que hay niñas con pene y niños con vulva. Porque por mucho que nos empeñemos en lo contrario, la realidad seguirá ahí. Separar el sexo de la biología es tan absurdo como lo sería separar un supuesto “peso percibido” del peso real, dándole la razón a quienes padecen anorexia. En cualquier caso, no estoy ayudando sinceramente a alguien sosteniendo que la solución de sus problemas pasa por obligar al mundo entero a comulgar con piedras de molino.
El quid de la cuestión reside en que la dignidad inherente a toda persona humana es un concepto inseparable de nuestra raíz cultural judeocristiana. Pero como ahora los occidentales ya no somos oficialmente cristianos (especialmente, ya no lo son las élites que elaboran el pensamiento dominante), sino algo que podríamos definir como progres laicos multiculturalistas, nos hemos incapacitado prácticamente para entender la igualdad como algo que trasciende las diferencias empíricas y culturales entre los seres humanos. Desconectados de toda referencia trascendente, para no caer en un posible nihilismo nazistoide, nos vemos abocados a negar simplemente dichas diferencias. A negar absurdamente que existan los sexos y las razas. Y a negar también que haya culturas y religiones mejores que otras, al menos en ciertos aspectos fundamentales. Hay que proclamar que ser homosexual o transexual es un “orgullo”, y al mismo tiempo que el islam es paz y amor.
Esta negación esquizofrénica de la realidad implica inevitablemente acabar estrellándose contra ella, y es sin duda el mayor problema que amenaza a la civilización occidental. Requiere cuestionar toda nuestra tradición racionalista y cristiana, lo que históricamente ha sido la madre de los totalitarismos comunista y nacionalsocialista. (Como es sabido, el progresismo pretende enfrentar el racionalismo y el cristianismo, especialmente a partir de la reforma protestante. Es probablemente su truco de mayor éxito, y no debemos cansarnos de denunciarlo.)
Volviendo, para terminar, al terreno de lo concreto, una cosa es que respetemos a alguien que quiera ser llamado Vanesa en el trato cotidiano, aunque su documento de identidad diga Manolo. Personalmente, no tendría el más mínimo problema con ello. Pero ningún gobierno puede imponerme esa mera condescendencia o cortesía. Nadie absolutamente puede obligarme a afirmar en toda circunstancia (privada, académica, etc.) que Manolo es una mujer, a despecho de su cromosoma XY, o que la tierra es plana o que dos más dos son cinco.
Nadie puede obligarme a que acepte como “normal” o como verdadero lo que no lo es, o que aplauda aquello que no veo bien. Hay que decirlo claramente: las asociaciones LGTB tratan de establecer una tiranía. Quieren imponer su fanática intolerancia, y encima llamarla tolerancia. Hay que resistirse a ello con toda firmeza. Deben eliminarse todas las subvenciones públicas que reciben (y lo mismo digo de las asociaciones llamadas “feministas”) y hay que revertir toda la aberrante legislación que han conseguido (y todavía conseguirán) implantar, a nivel autonómico o estatal. Pero por encima de todo, hay que defender la familia natural formada por la madre, el padre y sus hijos biológicos, como la forma óptima de desarrollo e integración social del individuo, especialmente durante la infancia.
Carlos López Díaz.
https://ceroenprogresismo.wordpress.com